Científico mexicano asesora a Japón para viaje a Marte

iris 2 January, 2013 1

Científico mexicano en Japón

Siempre se ha dicho que en nuestro país, los científicos tienen difícil su trabajo y subsistencia. El término “fuga de cerebros” lleva años siendo utilizado como crítica ante las pocas oportunidades, puesto que son muchos los que directamente emigran, ya sea de manera permanente o para participar en proyectos especiales.

Recientemente la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA por sus siglas en japonés) buscó al científico mexicano del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, Carlos Coello Coello, para el desarrollo de un vehículo no tripulado que será enviado a Marte.

Coello fue reconocido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2012 en la categoría de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, y será él quien se encargara de asesorar en la parte del diseño de un algoritmo.

Según el propio científico el contacto se dio de manera indirecta, gracias a que un ex alumno suyo viajo a la agencia espacial japonesa que está en las afueras de Tokio. De esa manera se enteró que estaban trabajando en un proyecto para diseñar un avión pequeño no tripulado que usarán para explorar la superficie de Marte. Fue el responsable del proyecto Akira Oyama, quien le contactó el año pasado y le pidió participar como asesor.

La razón por la que necesitan su ayuda es porque los investigadores japoneses se enfrentan a un problema complicado, para el cual es necesario un tipo de algoritmo en el cual se especializa.

La explicación que dio a su trabajo es que ha “desarrollado algoritmos para resolver problemas con muchas funciones objetivo. Digamos, un problema de optimización normal tiene una función, como el costo: quiero diseñar cualquier cosa que cueste lo menos posible, pero si le agregó más objetivos deseables, por ejemplo, que sea lo más resistente posible, durable y confiable, se hace más complicado (…) Existen algoritmos que pueden resolver problemas con dos y hasta cuatro funciones objetivos, pero de más de cuatro ya no existen muchos algoritmos; y es en lo que trabajamos, y hemos desarrollado técnicas que pueden resolver estos problemas de alta dimensionalidad”

Señaló que en el caso del vehículo que desarrolla JAXA “parece que tiene 12 funciones objetivo, porque el diseño es muy sofisticado y complejo, y también costoso computacionalmente”.

El proyecto le mantendrá en Japón por tres años, en los cuales trabajará directamente en JAXA brindando asesoría.

Fuente: Milenio

 

 

Share



Visitantes llegan a esta pagina buscando»