Fallece Nagisa Oshima, director japonés de culto

iris 15 January, 2013 2

Nagisa Oshima

Audaz, crítico y polémico, Nagisa Oshima, murió hoy en Kanagawa (Japón) a los 80 años. El cineasta es considerado uno de los nombres emblemáticos de la “nueva ola” del cine japonés, en el que dejó una huella imborrable.

La primera vez que escuché el nombre de Nagisa Oshima, estaba en la universidad y el profesor, fanático de analizar el cine y encontrar significados que uno era incapaz de imaginar, lo definía como uno de los pioneros de la pornografía. Aquella “definición” se la ganó por “El imperio de los sentidos”, una película donde no sólo contiene imágenes sexuales explícitas, sino reales.

En realidad el cine de Oshima va más allá de la crudeza de sus escenas sexuales, abarcan tramas contestatarias, violentas y críticas con los momentos que vivía Japón. Es considerado uno de los nombres emblemáticos de la “nueva ola” del cine japonés, en el que dejó una huella imborrable cargada de desencanto y acidez.

El reconocido cineasta nació en marzo de 1932 y fue educado en Kyoto, en el seno de una familia con inclinaciones socialistas. Estudió Derecho, pero terminó partiendo a Tokio para probar suerte en el cine.

Debutó en 1959 con el largometraje Ai to kibô no machi (Ciudad de amor y esperanza) y, desde comienzo de los sesenta hasta finales de los noventa, fue responsable de una cincuentena de producciones, entre películas, documentales, series y anuncios de televisión.

Su ópera prima ya mostraba su interés por los seres que habían dejado atrás el milagro económico japonés a través del relato de Masao, un adolescente a cargo de su madre enferma y de su hermana disminuida psíquica.

“Cruel historia de juventud” (1960) le valió un premio a la dirección novel, y “Noche y niebla en Japón” (1960) fue su primera película censurada, a causa de cargado contenido político.

El imperio de los sentidos

Fue precisamente “El imperio de los sentidos”, la película que lo dio a conocer y convirtió en un autor de culto. Debido a la censura, la película terminó de filmarse fuera de Japón, donde la cinta no fue exhibida completa.

La censura le alcanzaría hasta el Festival de Cine de Nueva York, pero tras ser presentada en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes se convirtió en el título más famoso de toda su carrera.

Ello le permitió filmar en coproducción con Francia otra obra acerca de la fuerza del deseo, “El imperio de la pasión”, en 1978, que le valdría el premio al Mejor Director en el Festival de Cannes.

Pero “el imperio de los sentidos” no fue su única obra polémica. En 1986 filmó “Max, amor mío”, una rara y controvertida historia de amor entre una mujer…y un chimpancé. La historia llevaba en su elenco a Charlotte Rampling, Anthony Higgins y Victoria Abril.

En 1996 sufrió un derrame cerebral en Londres que le obligó a una larga rehabilitación, aunque volvió a ponerse detrás de la cámara en 1999 para rodar la que sería su última película, Taboo (“Gohatto”), una obra sobre las ambiguas y turbulentas relaciones entre los miembros de una milicia de samuráis ambientada en 1865.

Como dato curioso está que Oshima intervino durante 8 años (entre 1972 y 1980) en un consultorio sentimental en televisión que posteriormente trasladó a la radio. No puedo imaginarme la clase de consejos que brindaba.

Fuente: Arcadia

Share



  • Pingback: Bitacoras.com()

  • http://www.facebook.com/people/Jose-Luis-Cruz-Garcia/100002952463376 Jose Luis Cruz Garcia

    Cabe mencionar que hace poco le hicieron un homenaje en la Cineteca Nacional.

Visitantes llegan a esta pagina buscando»




  • el imperio de los centidos la pelicula
  • juegos de terror japoneses oshiwa
  • nagisa oshima

  • pelicula imperio de los sentidos
  • pelicula censurada
  • cine japones de culto
  • PoderPDA Foro